Instituto de Mediação e Arbitragem de Portugal

La narrativa del abordage narrativo en Mediación

En la Argentina se han desarrollado tres modelos, escuelas, enfoques o abordajes de mediación, conocidos como Harvard, Narrativo y Transformador.
Todos ellos consideran a la mediación como uno de los métodos RAD.
Si bien he utilizado en trabajos anteriores (nota 1) la palabra “Modelo”, prefiero en este momento concebirlos como diferentes formas de abordar en mediación la solución, resolución y/o disolución de los conflictos o disputas. Si bien considero que existe una diferencia entre estos dos términos, en función de la brevedad de esta presentación los utilizaré, como lo hace la mayoría de los autores como sinónimos.
Desde mi perspectiva, un tema central para la elección del tipo de abordaje que utilizaremos como mediadores, es la concepción que tengamos acerca del conflicto.
Considero al conflicto como una complejidad, en el sentido que le da Edgar Morin a este término. Según este autor complejidad viene de complexus que significa
“…lo que está tejido junto, en efecto, hay complejidad cuando son inseparables los elementos diferentes que constituyen un todo (como el económico, el político, el sociológico, el psicológico, el afectivo, el mitológico) y que existe un tejido interdependiente, interactivo e inter-retroactivo entre el objeto de conocimiento y su contexto, las partes y el todo, el todo y las partes, las partes entre ellas. Por ello la complejidad es la unión entre la unidad y la multiplicidad (nota 2).

En el caso del conflicto nos encontramos con diferentes elementos, de distinta naturaleza, que pueden aun ser contradictorios. En esta complejidad del conflicto quisiera destacar:
- Las personas
- El o los problemas
- Las narrativas de cada una de las partes y de la cultura
- El contexto
- Las relaciones entre cada uno de estos elementos entre sí y con el todo que conforma el conflicto
Y en el caso de Encuentros de Mediación deberíamos agregar
- Los mediadores
- Los abogados de parte u otros asesores
- Las narrativas de los mediadores y de los asesores
- Las relaciones de estos nuevos elementos con todos los restantes.
Cuando me refiero a las personas, considero que ellas intervienen como seres totales que piensan, sienten, hacen y dicen, se emocionan y tienen intenciones, intereses propios y también ideas sobre sí mismos y sobre las otras partes que intervienen en el conflicto.
Por lo tanto, si partimos de la definición de complejidad como un todo interactivo e interdependiente, si trabajamos en mediación sobre alguno de los elementos, sí o sí, se producirán modificaciones en los otros elementos.
El modelo de Harvard ha focalizado en los intereses, el modelo transformador en la revalorización (empowerment) y el reconocimiento, y el modelo narrativo en las narrativas, es decir cada uno de ellos ha tomado un elemento o sub-elemento sobre el cual centrar el cambio, pero los efectos sistémicos producen y no pueden no producir modificaciones en los otros elementos.
El mayor aporte de la Teoría General de los Sistemas ha sido resaltar la importancia de las relaciones o conexiones entre los diferentes elementos del sistema. La centralidad de los elementos ya era conocida por la ciencia, pero esta teoría equiparó en importancia las relaciones y los elementos.
Desde esta perspectiva toda modificación en uno de los elementos llevará a modificaciones en los restantes ya sea para mantener el statu quo, la homeostasis, o para generar un cambio.
Surgen entonces varias preguntas:
1. ¿Cuáles son las características específicas del abordaje narrativo?
2. ¿Por qué elegiríamos un tipo de abordaje u otro?
3. ¿Qué ventajas tiene el abordaje narrativo?
Intentaré responderlas por orden, aunque como están relacionadas unas con otras seguramente se entretejerán.
1. ¿Cuáles son las características específicas del abordaje narrativo?
Aunque parezca una obviedad, este abordaje se centra en las narrativas, es decir en el discurso de las personas, sin por ello dejar de tener en cuenta que ellas son sólo uno de los elementos del sistema complejo del conflicto y que están conectadas o relacionadas con los otros elementos.
Jerome Bruner (nota 3), fue quien resaltó la diferencia entre los dos tipos de discurso, el llamado por él paradigmático, que podemos identificar como discurso lógico-científico, y el discurso narrativo, que es aquél que todos usamos en nuestra cotidianeidad y que llega a sus expresiones más sublimes en la poesía y la literatura. Como el gentilhombre de Moliere, todos utilizábamos las narrativas, aunque no lo supiéramos.
Vivimos y experimentamos el mundo y luego construimos sobre esta experiencia una narrativa, que a su vez nos constituye y que influye sobre el mundo que vivimos.
Las narrativas pueden ser también conceptualizadas como un sistema, en el cual los elementos son:

Artigo por: Marinés Suares

Se desejar pode fazer download do artigo em formato PDF:
A abordagem narrativa em Mediação